Cay: El sofá que anticipa nuestros movimientos

¡Comodidad! Todos la buscamos, ¿no creen? Y es que todo aquello que nos produce bienestar y complacencia no hace sentirnos felices. Pero ojo, no todo hace que consigamos el confort, ya que cualquier sensación agradable o desagradable nos impide enfocarnos en nuestras actividades. La mejor sensación que puede existir, según algunos, es no sentir nada, es tener una completa indiferencia ante el medio, cosa que hará que si podamos seguir un objetivo.

Un ejemplo que podemos citar es el de temperatura en el que el cuerpo se siente cómodo completamente. Ni calor como para pensar siquiera por un segundo en el que lo estamos sintiendo, ni frío como para tener que abrazarnos para provocarnos un poquito de comodidad.

La mayoría del diseño ergonómico busca este tipo de bienestar. Por ejemplo, lossofás están diseñados para que nos sentemos de una manera natural, pero si se dan cuenta, una vez que nos acomodamos en uno, para ver televisión, a veces llegamos a quedar desparramados con las piernas en quien sabe que posición, ¿o soy la única a la que le pasa?

El diseñador suizo, Alexander Rehen, ha creado el concepto del Sofá Cay que no solo se adapta o se acomoda en distintas posturas, si no que las anticipa. ¿Cómo logra esto? Aparentemente el sofá esta posicionado de cierta manera, pero dependiendo de nuestra postura y presión, lentamente se va adaptando a otra forma como, oportunamente lo menciona Alissa Walker en su entrada, si fuera una gran pieza de origami.

cay sofa alexander rehn from Alexander Rehn on Vimeo.

El usuario es el protagonista y dependiendo de lo que guste el objeto va cambiando. Pareciera como un puff de esos que se adaptan al cuerpo, pero creo que este es mejor visualmente. Chequen las imágenes de los bocetos.

Al principio parece un poco extraño por que pareciera que aún tiene limitaciones, pero en realidad la gente que lo va probando queda muy satisfecha. Está súper especial como para ponerlo en una sala de lectura o de estar para tomarse un tiempo y leer, o bueno, así lo percibo. ¿Qué les ha parecido?

0 comentarios:

Publicar un comentario