Cuidado de la piel a los 20 años, ¡para un rostro hermoso!

En lo que a cuidado facial se refiere, la mayoría de las mujeres empezamos a tomar medidas algo tarde. Cuando empezamos a notar las primeras arrugas o signos de cansancio en nuestra piel, entonces decidimos empezar a comprar cremas y demás productos para cuidar nuestro cutis.

Sin embargo, si desde que abandonamos la adolescencia tomamos conciencia de lo importante que es el cuidado de la piel del rostro, no tendríamos que recurrir antes de lo recomendado a tratamientos estéticos para eliminar arrugas y manchas. Cuántas veces nos encontramos conmujeres jóvenes de cuerpo esbelto pero con un rostro apagado, con arrugas, manchas y con evidentes signos de no haber seguido una higiene adecuada.

Así que si no quieres que esto te ocurra, y si ya cumpliste 20 años o estás empezando a disfrutar de esa maravillosa década, entonces es el momento indicado para iniciar tus rutinas de cuidado facial. A los 20 disfrutamos de una piel tersa y luminosa, pero una limpieza incorrecta o tomar el sol sin precaución puede perjudicar su textura y calidad. Para mantener ese cutis fresco la mayor cantidad de años posibles, debemos centrarnos sobretodo en la prevención.

Limpia tu cutis

Este hábito deberá acompañarte por el resto de tus días. Aunque no te maquilles, todas la noches y por la mañana emplea un producto especial para tu tipo de piel, que deje tu rostro libre de impurezas, sin granitos ni poros sucios. Más aún si en la adolescencia tuviste problemas de acné.

Elige los productos adecuados

Acude a un centro de estética y solicita que una profesional determine cuál es tu tipo de piel. La razón es que si empleas los productos equivocados puedes empeorar, por ejemplo, un cutis graso o una piel sensible. Lo que sí debes elegir son productos indicados para una piel joven, es decir aquellos de texturas suaves y fluidas, tanto en limpiadoras y exfoliantes, como en cremas hidratantes. El sistema 3 pasos de Clinique es ideal para empezar con tu rutina de belleza.

Hidratación y protección ante todo

Si hubiera escuchado los consejos de mi madre cuando me pasaba horas interminables al sol sin protección alguna, hubiera ahorrado dinero en tratamientos. Y es que para que tu cutis no sea víctima del fotoenvejecimiento con aparición de manchas y arrugas en el futuro, usa protectores solares o un crema hidratante con SPF 15 como mínimo. En verano y cuando tomes el sol, incrementa este factor de protección.

Cómo evitar una futura flacidez

Cuando somos jóvenes nos resulta muy lejano el momento en el que el óvalo facial pierde forma y se inicia el inevitable “descolgamiento”, sin embargo, todo llega. Por ello, mi mejor consejos es utilizar una crema hidratante a diario (mañana y noche) y emplear protección solar, esto te asegura un cutis terso durante mucho más tiempo.

Así que ya sabes, la juventud no es eterna, pero nosotras podemos hacer mucho para prolongar ese aspecto luminoso y lozano que siempre debe tener nuestro rostro. Y para ayudarte, aquí te dejo un video de Isasaweis, en el que nos enseña cómo deshacernos de forma natural, de los desagradables puntos negros, que aparecen en especial en la juventud.

Imágenes: IMujer, ElBlogdelosYogures, MuchaBelleza, CarismaMedicalCenter, ConsejosdeBelleza.

0 comentarios:

Publicar un comentario