Aprende a maquillarte los ojos ahumados

La técnica de maquillaje de ojos ahumados o smokey eyes es muy sencilla. Consiste en crear una sombra alrededor de los ojos para lograr una mirada muy atractiva y femenina.

Esta forma de maquillar favorece además a todo tipo de ojos (pequeños, grandes, alargados…), ya que es un maquillaje que busca un look donde los ojos sean los protagonistas, utilizando para ello colores principalmente oscuros que darán mucha intensidad a nuestra mirada. Es también muy útil para disimular ojeras y bolsas.

6111712063_7d57caedb3

Aquí te mostramos paso a paso cómo realizar esta técnica para conseguir un favorecedor efecto ojos ahumados:

• Lo ideal para lograr este look es comenzar aplicando una base de maquillaje muy natural sobre la piel del rostro previamente limpia e hidratada para conseguir que se fije bien. Prepara especialmente la zona alrededor de los ojos con un contorno de ojos y un corrector para ocultar las posibles manchas u ojeras.

• Comienza pintando todo el contorno del ojo con un lápiz negro, poniendo especial cuidado en no olvidar los pequeños huecos entre las pestañas. Después escoge una sombra nacarada y aplícala por todo el párpado móvil subiendo hasta el arco de la ceja para iluminar esa zona.

Escoge una sombra, preferiblemente negra. Puedes elegir una sombra en otro color (los colores verde y azul combinan bien con todos los ojos), pero es recomendable que sea en un tono oscuro, ya que los colores claros no crean el efecto humo tan bien como los oscuros. Aplica esta sombra a toquecitos por todo el párpado móvil de arriba hacia abajo. Coge un pincel limpio y difumina el color hacia la esquina exterior del ojo y continua difuminando con movimientos circulares de abajo hacia arriba y por todo el contorno del párpado superior y el arco de la ceja hasta conseguir que los colores se fundan. Después, con un pincel más fino, comienza a extender una sombra negra en el párpado inferior, difuminando bien desde el lagrimal hacia afuera.

• Añade un poco más de sombra negra al párpado móvil y vuelve a difuminar de abajo hacia arriba, esta vez con ayuda de una sombra en un color marrón oscuro. Delinea la línea de agua del ojo con un eyeliner negro de dentro hacia fuera para dar más intensidad al color. Vuelve a difuminar para mezclar bien todos los colores.

• Limpia con corrector cualquier rastro de sombra que haya podido caer y riza la pestañas con ayuda de un rizador. Aplica un rímel negro en las pestañas superiores e inferiores (las hay especiales para conseguir el efecto smokey eyes).

A continuación puedes ver un vídeo sobre esta técnica de maquillaje:

Este efecto ahumado es muy favorecedor e ideal tanto para el día como para la noche. Para el día lo mejor es combinarlo con tonos muy naturales en colores más claros, tanto para los labios como para la base de maquillaje. Y para la noche puedes optar por unas sombras en tonos más oscuros y un labial rojo.

Fuente Imagen: Heiaken

0 comentarios:

Publicar un comentario