Diez consejos para tener pensamientos positivos

Es un hecho comprobado que nuestros actos están condicionados por nuestra actitud ante la vida. Si nos centramos continuamente en los aspectos negativos del día a día tan sólo conseguiremos proyectar pesimismo y amargura a los demás, y esto mismo es lo que recibiremos a cambio.

Sin embargo, mantenernos optimistas no sólo nos aporta fuerza para enfrentarnos a los problemas, sino que amplía nuestras posibilidades de éxito y felicidad.

6356451559_4311910b04


Rodearnos de pensamientos positivos es actuar en nuestro propio beneficio y en el de los demás, y por ello es fundamental tratar de alcanzar este estado de ánimo. Para conseguirlo, te proponemos seguir estos diez prácticos consejos:

1. La base de este cambio de actitud es aprender a reconocer los pensamientos negativos y a controlarlos, con el fin de evitar que ellos dominen nuestra vida. Olvidarnos repentinamente de los problemas que nos rodean es una tarea imposible, pero no lo es aprender a enfrentarlos de una forma optimista, centrándonos en el lado positivo de las cosas.

2. Debemos aceptar los acontecimientos negativos con fortaleza y valentía, y tratar de sustituirlos por los positivos cuando éstos se apoderen de nosotros.

3. Ser honestos con nosotros mismos y actuar de acuerdo a nuestros propios ideales será beneficioso para sentirnos a gusto con nosotros mismos.

4. Vive el presente. Centrarnos continuamente en lo pasado o en lo que pueda suceder en el futuro nos roba la oportunidad de disfrutar del presente. Castigarnos por los errores cometidos no nos sirve de nada; en cambio, aprender de ellos y aceptarlos con serenidad, nos ayuda a madurar de cara al futuro.

5. Rodéate de gente optimista. Un ambiente positivo influye notablemente en nuestra actitud. Poco a poco este optimismo va calando en nuestra mente y determinando nuestros actos.

6. Tener una vida social activa. Comunicarnos con los demás es una buena manera de desahogar nuestras frustraciones y de encontrar consuelo en las palabras de los demás. Además, prestar atención a los demás nos ayuda a olvidarnos de nuestras preocupaciones personales.

7. Decidir nuestros objetivos y perseguirlos. La motivación personal es algo fundamental para sentirnos bien. Fijar nuestros propios sueños y trabajar duro para hacerlos realidad es una buena forma de adoptar una actitud positiva ante la vida. Debemos buscar marcar nuestras metas y no vacilar a la hora de tratar de alcanzarlas.

8. Agradece lo bueno que te rodea. Dar mayor importancia a los aspectos positivos de tu vida te ayudará a restársela a los negativos.

9. Trata de superarte a ti misma cada día, pero nunca a los demás. Evita las comparaciones con los otros y contigo misma; no pienses en cómo fuiste en el pasado o cómo deberías ser en el presente, sino en cómo mejorar todo aquello de ti misma que no te gusta.

10. Nunca pienses que eres incapaz de lograr tus metas. Con voluntad y una mentalidad abierta y optimista acabarás consiguiendo todo aquello que te propongas.

0 comentarios:

Publicar un comentario