Qué hacer frente a una infidelidad

Descubrir que nuestra pareja tiene una aventura es una experiencia brutal. Al principio nos resistimos a creerlo, pero cuando la evidencia nos lo confirma, el dolor, la desconfianza y la ira son algunos de los sentimientos que podemos experimentar. Cuando nos son infieles nos sentimos traicionados, humillados y ofendidos.

infidelidad-genetica

Es frecuente que el traicionado se sienta culpable y se pregunte si él mismo ha provocado inconscientemente esta situación. No debemos olvidar que, independientemente de las circunstancias, el traidor tiene la facultad de elección, por lo que el máximo culpable es él. Que haya problemas en la pareja no es razón suficiente para justificar esta deslealtad, ya que podría haber optado perfectamente por el diálogo para tratar de solucionar los posibles conflictos.

En esta situación, el ofendido puede perdonar a su pareja y tratar de reconstruir la relación o romper definitivamente con ella. La decisión dependerá de muchas circunstancias y de los sentimientos e ideas que tenga la persona respecto a la infidelidad.

Reparar una relación sentimental tras este duro golpe es una tarea complicada que requiere de un profundo análisis sobre los aspectos negativos y positivos de romper con la pareja. Para ello es imprescindible escuchar y sopesar sus explicaciones y pedirle que exponga sinceramente los motivos que le llevaron a cometer este error. Si, tras un exhaustivo análisis, el traicionado decide que las consecuencias de la aventura no son suficientemente fuertes como para acabar con su pareja, podrá salvar la relación, pero siempre y cuando el infiel se esfuerce por compensar su error.

Pero si se siente que la infidelidad es una carga que dañará siempre los sentimientos de uno y otro, lo mejor será cortar definitivamente con esa persona, aunque ello implique pasar por momentos dolorosos, aunque pasajeros.

0 comentarios:

Publicar un comentario